Misterios de la biblioteca de Babel

Misterios de la biblioteca de Babel

Por: Karla González Carrillo

Borges es uno de los escritores más fascinantes y misteriosos que hay, para entender cada uno de sus textos es necesario ir más allá, no solo quedar con el exterior, si no adentrarse poco a poco en la lectura, e ir descifrando lo que nos quiere decir.

Es muy complejo poder leer a Borges, ya que te obliga a buscar información extra para poder entender cada uno de sus textos.

El texto siempre trata de confundir, ya que tiene demasiados tecnicismos, así como cambia el rumbo del relato.

Primero es tratar de comprender  ¿Qué es una biblioteca?

Es un lugar donde se guardan o almacenan libros, donde los volúmenes son perfectamente organizados mediante algún tipo (alfabético, numérico, tema, etc.)

Segundo ¿Qué es la torre de babel?

Según el relato bíblico los hombres de aquel entonces, querían hacer la torre tan alta, para alcanzar al cielo, y así es como Dios, para impedir que esto se llevara a cabo, hizo que cada uno de los trabajadores hablara en una lengua distinta, y así se explica el origen de las lenguas.

Después de comprender estos conceptos y tener más en claro podemos proseguir a lo siguiente:

En “la biblioteca de babel”, el texto desde un principio se aclara que la biblioteca es comparada con el universo, si lo tomamos más a fondo,  el conocimiento es tan vasto como lo es el infinito, una biblioteca contiene conocimiento, así que una biblioteca puede ser tan vasto como el infinito, ya que no sabemos los alcances en conocimiento.

Más adelante en la lectura nos va indicando como está conformada la misma  (hexágonos), después de leer esta explicación, se puede hacer una idea de cómo es su estructura, la podemos comparar  a la de un panal de abejas.

Todos los hombres  buscan un solo texto “el libro supremo” , este libro lo podemos comparar con el conocimiento máximo, el conocimiento absoluto que ningún ser humano puede alcanzar, más que Dios mismo, todos hablan de él, todos quieren leerlo, solo es un mito, un rumor, pero alguien debió de haberlo visto, para que alguien pudiera dar esa información.

El hombre es comparado como el bibliotecario, en busca del conocimiento en cada uno de los libros.

Cada uno de los libros sigue un patrón el cual todos tienen un cierto número de páginas, perfectamente acomodado en los anaqueles hexagonales.

También se nos puede comparar con los libros, ya que cada uno de ellos aunque son parecidos (todos tienen comas, puntos, espacios, etc.) no son iguales, ya que cada uno habla de cosas distintas, al igual que los seres humanos no hay dos idénticos.

Al igual que se dice, la biblioteca contiene todos los libros posibles, en todas las lenguas, así como de hombres los llamados inquisidores, que fueron los intrépidos, que se aventuraron en cada uno de los pasillos de la biblioteca, llegando cada día cansados , contando grandes historias, así como de peligros al subir cada vez mas de nivel

Pero el no poder encontrar  el libro supremo, o algún libro que “valga la pena”,  se sumen cada vez en mayor depresión, al parecer imposible encontrarlo, así es como aparecen las sectas, obsesionadas por encontrar  libros proféticos, que tener que llegar a extremos de hacer leyes en contra de estos, ya que , al no cumplir con las expectativas se trataron de eliminar, y así es como se pierden miles de libros, todo por tratar de “depurar”, así, a estos libros, por ser incomprendidos por estos, se les destruye, al igual que pasa con cada uno de nosotros, lo que no comprendemos, lo que no entendemos, siempre lo tratamos de destruir.

Nadie sabe con exactitud el fin de la biblioteca, se dice que es infinita,  pero se vuelve a la idea anterior, alguien debió de haber llegado alguna vez al final de esta, para poder afirmarlo, si se afirman que cada anaquel tiene cierto número de libros y cada uno está repartido de cierta manera, es que alguien ya debió de haberla recorrida toda, la pregunta surge, ¿Quién a podido llegar?, ¿Qué persona es la que afirma haber recorrido todo?, es ahí cuando la respuesta surge de inmediato, solo Dios mismo puede afirmarlo, es ahí cuando todo tiene sentido, y cuando cada cosa se relación entre sí, ya que el titulo “la biblioteca de babel” lo relacionamos con lo de un principio se trata de explicar (véase ¿Qué es biblioteca? Y ¿Qué es la torre de babel?) Si lo juntamos, todo tiene sentido, Dios no quiere que lleguemos al final del conocimiento, por eso hace que nadie pueda llegar al final de la biblioteca, así como hace que para entender cada uno de los libros se tenga que ocupar algún código, ya que por sí mismo no se podría llegar a la verdad absoluta, ya que nos quedaríamos en el camino, como lo que paso con la torre de babel misma, por eso también nos afirma que podemos encontrar libros indescifrables para nosotros, ya que encontraremos libros escritos con combinaciones infinitas de lenguas, y es sabido por todos que las lenguas en el mundo son tan bastas, como el conocimiento lo es, un ejemplo sencillo es el español , ya que aunque siendo hablantes del mismo no llegas a conocer todo lo que involucra el idioma , y si a esto le agregamos  las demás lenguas del mundo se hace imposible poder entenderle a cada uno de los libros y por lo mismo nadie puede llegar al conocimiento total, de la misma manera nadie pudo haber leído cada uno de los libros , ya que ni la vida misma le pudo haber permitido lograr tal hazaña.

Y volvemos a regresar a la idea de Dios, el único ser inmortal, con el suficiente tiempo para poder acumular el conocimiento, pero al ser un ser divino, no pudo haber acumulado conocimiento, mas bien, el crea el conocimiento, y el mismo es el único que puede saber la magnitud de la biblioteca misma, así como cuales son los contenidos de esta.

Y así los elegidos por Dios mismo, pueden llegar a leer el libro supremo, aquel que contenga todas las verdades del mundo, las claves para entender los demás libros, que contenga  la verdad absoluta, es ahí cuando los humanos, llevados por la codicia de saber, sin mirar a los demás, o su bien mismo, pierden su tiempo y vida en la búsqueda, pero ¿Quien afirma que en algún tiempo, alguna persona, común y corriente lo encuentre? Sin la necesidad de haberlo buscado nunca, es ahí cuando la lógica de la búsqueda pasa a segundo plano y el azar se vuelve una posibilidad, y la probabilidad de la existencia de un milagro que pueda ocurrir empieza a latir con más fuerza.

Si la lógica no ha llevado a nada, en la búsqueda de esta, puede que el azar sea la alternativa de búsqueda, pues sabemos que Dios se manifiesta de muchas maneras.

Ya que seguir en la búsqueda de un código, nunca llevaría a un final valido, ya que igual existe la posibilidad, de que al final del día, o a un cierto tiempo, los libros mismos cambien de lugar, haciendo infinita la combinación de estos, ya que nadie ha regresado a verificar esta teoría.

Todas las palabras ya están escritas en algún lugar de esos volúmenes, cada vivencia que haya pasado alguien, ya está escrito, lo que sucederá, todos los pensamientos que puede pasar en la mente de alguien.

Cualquier combinación que se pueda hacer con las letras, espacios, y signos ortográficas, ya están escritos en algún lugar de la vasta biblioteca.

En el siguiente párrafo:

Quizá me engañen la vejez y el temor, pero sospecho que la especie humana – la única – está por extinguirse y que la Biblioteca perdurará: iluminada, solitaria, infinita, perfectamente inmóvil, armada de volúmenes preciosos, inútil, incorruptible, secreta.

¿Cómo una persona común puede darnos estas afirmaciones?, ¿Qué sabrá esta persona para poder decirnos semejantes palabras? A menos que esa persona sepa algo que nosotros no, y esto se vuelve repetitivo: la idea de un ser omnipotente, omnipresente y omnisapiente, ósea Dios.

¿Quién sobrevivirá hasta el final de los tiempos para poder afirmar que la biblioteca perdurara?

Lo mismo se nos confirma a continuación:

La biblioteca es ilimitada y periódica. Si un eterno viajero la atravesara en cualquier dirección, comprobaría al cabo de los siglos que los mismos volúmenes se repiten en el mismo desorden (que, repetido, sería un orden: el Orden)

Si es ilimitada y periódica. ¿Cómo es que se pudo saber que era periódica si es ilimitada?

El eterno viajero. Surge otra pregunta ¿Quién puede ser el único ser inmortal que pueda recorrerla?

A partir de estas incógnitas, nos regresa de nuevo al principio donde

¿Quién es la única persona que sabe sobre todos nosotros ya que se encuentra en todos los lugares?

Ya que conocemos la respuesta podemos concluir con lo siguiente:

La biblioteca de babel es el universo mismo, cada libro contiene el conocimiento, las maneras de interpretar cada uno de ellos, depende de nosotros mismos, podemos ser los bibliotecarios, pero no podemos saber en si su magnitud, ni alcanzaremos el conocimiento supremo, más que Dios es el único ser.

Bibliografía:

La biblioteca de Babel, José Luis Borges

Anuncios

La Biblioteca de Babel

Por: Rosa Ma. Berenice Jurado Arango

En la Biblioteca de Babel se presenta a la biblioteca como el universo que ha creado Dios. Se describe como está organizada la biblioteca que son  por pisos hexagonales y se menciona como se ven los pisos inferiores y superiores, cuentas con grandes ventilaciones  también se habla  de cómo pasar a la siguiente galería que es pasando un angosto zaguán, en este zaguán se encuentra un espejo en el que los seres humanos notamos en el solo lo que ellos mismos quieren ver, (apariencias). En la biblioteca se describe lo interminable que es este ya que cuentan con diversos  pisos  de galerías hexagonales, de las cuales cada hexágono corresponden veinte anaqueles, a cinco largos anaqueles por lado, cubren todos menos uno. A cada uno de los muros corresponden cinco anaqueles; se dice que cada anaquel tiene el tamaño de un bibliotecario normal cada anaquel encierra treinta y dos libros; cada libro es de cuatrocientas diez páginas; cada página de cuarenta renglones; cada renglón de unas ochenta letras de color negro.

Se dice que cada libro contiene unas letras en el dorso, y estas nos indicaran  de lo que trataran las paginas.

La dificultad para tratar de entender cada libro va en aumento ya que intervienen desde las lenguas más antiguas hasta las actuales, millas a la derecha la lengua es dialectal y noventa pisos más arriba son libros incomprensibles.

Borges nos habla sobre una ley que todos los libros deben de tener, esta consta en que todos los libros por diferentes que sean deben de coincidir  en algunos elementos como son el punto, la coma  y las veintidós letras del alfabeto. Es imposible que existan 2 libros idéntico en la infinita biblioteca.

A esta afirmación que Borges dice, yo lo relaciono con los hechos que suceden en algunas cosas, y en la vida del ser humano  ya que a lo mejor son muy repetitivos, (como los signos) pero nunca será lo mismo, como en el caso de los hombres, que cambiamos incesantemente.

Los hombres sienten que son capaces de hacer todo lo que se propongan al tener toda la sabiduría dentro de la biblioteca. Muchos de los hombres que permanecían en el nivel más bajo de la biblioteca se atrevieron a lanzarse a los pisos de mas nivel  para ir en busca de vindicaciones (hablaban sobre su porvenir), es decir  solo les interesaba su bienestar. Lo que querían esos aventureros era encontrar un libro total que revelara todos los misterios del mundo, querían encontrar esos libros sobrenaturales. Pero al parecer todo fue en vano ya que muchos de los hombres tras el intento de ir en busca de su bienestar  fracasaba muriéndose o volviéndose locos.

Para encontrar el misterio que la biblioteca guarda es necesario primero antes que nada conocer el lenguaje, ya que en la biblioteca existen muchas lenguas  en las que se requiere el vocabulario y  la gramática  del idioma.

Borges menciona que ha visto a todos esos hombres que ha intentado ir en busca de las vindicaciones, llegan todos mal casi volviéndose locos acusando a una de las escaleras que casi lo matan.

A este grado de situaciones que se presentaron surgió la sospecha de la existencia de un libro supremo en el que en algún del hexágono se podría localizar, estas sospechas surgieron porque un bibliotecario fue capaz de dar con él.

Ante esta sospecha muchos de los hombres fueron en busca de  el pero todo fue en vano no sabían como podían localizar ese bendito libro, pero alguien formulo una ley para así tratar de dar con el esa ley consistía en consultar libros que te llevaran a otros como es el ejemplo que nos pone Borges: primero localizar el libro A consultar previamente el libro B que indique el sitio del A; para localiza el libro B, consultar previamente el libro C para que indique el sitio B, y así te vas. Borges da a entender que él es uno más de aquellos hombres que han ido en busca de esos libros, ya que menciona que la mayor parte de sus años se han consumido por ir en busca de ese libro divino.

Ante la búsqueda de ese preciado libro se han dado los casos que en medio de la desesperación lo confundan todo y acaben por delirar todo, y se crean algo que no es, demostrando así su ignorancia.

En una parte Borges da a entender que nadie puede desafiar a Dios encontrando el libro por medio de su lenguaje, sino que para encontrar ese libro debes de aprender a hablar bien el lenguaje de Dios.

Menciona que en la biblioteca existe un número infinito de lenguajes que se usa dentro del mismo libro.

Borges hace una referencia que dice la biblioteca es pan ósea que la biblioteca es una fuente de sabiduría que todo ser humano debe de requerir.

Hay jóvenes que creen saberlo todo sin embargo a la hora de la hora no saben ni siquiera de que les está diciendo el libro, no saben descifrar una sola letra

Al  final del cuento Borges hace una referencia importante que dice sospecho que la especie humana, la única esta por extinguirse y que la biblioteca perdurara: iluminada, solitaria, infinita, perfectamente inmóvil, armada de volúmenes preciosos, inútiles, incorruptibles, secretos.

La siguiente referencia que hizo Borges me da a entender muchas cosas  que el ser humano con esas actitudes que tiene siempre se va acabar destruyendo, ya que no tiene la sabiduría necesaria para enfrentar las cosas o hacer las cosas, o simplemente que como es natural, el ser humano va a morir tarde o temprano, mientras que la biblioteca siempre permanecerá porque es inmóvil y no tiene vida si no que solamente contiene toda la sabiduría.

La palabra infinita es muy grande depende del significado que las personas  le quieren dar a esa palabra por ejemplo si una persona es limitada el infinito se va a acabar tarde o temprano  para esa persona, pero si una persona no es limitada los libros serán como todo lo que hay en el universo, todo totalmente infinito y por lo tanto una sabiduría infinita.

Pero en realidad la biblioteca es limitada y periódica, ya que Borges asegura que si hubiera un lector que viviera por muchos siglos comprobaría que al fin y al cabo los libros repetirían los mismos volúmenes con el mismo desorden.

Pero  de otra manera la biblioteca si tiene que tener fin.

Si el universo es la biblioteca, lo infinito son los libros y los libros somos nosotros, entonces  nosotros somos los libros (infinitos) porque estamos incluidos dentro del universo, así que  la biblioteca si tendrá fin.

 

La biblioteca de Babel

Por Gabriella Merello Ramirez

En este texto Borges nos describe un universo que es entendido como la Biblioteca. Esta biblioteca está compuesta por un número indefinido y probablemente infinito de galerías hexagonales. La distribución de las galerías es invariable, hablamos entonces de la Gran Biblioteca de Babel.

A cada uno de estos hexágonos  le corresponden treinta y dos libros cada uno con formato diferente , y en el dorso encontramos inscripciones que no indican su contenido antes de darnos una solución práctica para resolver este misterio Borges nos habla de 2 axiomas:

El primero: El hombre es el imperfecto Bibliotecario y está sumido en un universo que solo puede ser obra de un Dios, para poder comprender la distancia entre lo divino y lo humano habrá que comparar estos símbolos con las letras inevitablemente simétricas.

El segundo: Los símbolos que mencione antes son veinticinco el que aquí se menciona está formado por las letras MCV que se repiten desde el principio hasta el final es un laberinto de letras esto nos remite a decir que existen lenguas de insensatas cacofonías i de incoherencias. Durante mucho tiempo se creyó que todos los libros que contuvieran esta simbología pertenecían a lenguas muy antiguas cuyos bibliotecarios odiaban buscar su sentido y trataban de encontrarle significado en sus sueños o en la lectura de la mano algunos creen que quienes inventaron la escritura imitaron estos veinticinco símbolos naturales y afirman que su forma es mera casualidad y que realmente los libros no significan nada en sí, sin embargo hay que considerar que estos primeros bibliotecarios usaban un lenguaje totalmente diferente del que usamos ahora pero si bien es  cierto que cuatrocientas diez páginas de tan solo MCV no corresponden a ningún idioma o dialecto aunque en esta misma biblioteca encontremos una variedad infinita de lenguajes.

Otros creyeron que cada letra podía tener un efecto en la siguiente  y que por ejemplo el MCV de la línea setenta y uno tendría entonces un significado distinto digamos del de la línea setenta y dos. Otra teoría se basaba en criptografías y ah sido universalmente aceptada aunque no en su sentido original. Nos habla también de un libro encontrado hace quinientos años con un lenguaje igual confuso un descifrador ambulante dijo que quizá estaba redactado en Portugués otros dijeron que Yiddish y puedo establecerse un dialecto Samoyedo – Lituano del Guaraní con algunas reminiscencias también se pudo descifrar su contenido estos ejemplos permitieron que se descubriera la ley fundamental de la biblioteca: todos los libros tienen similitudes como el espacio el punto la coma y las veintidós letras del alfabeto también se confirmo otro hecho que en la biblioteca no hay dos libros iguales de estas dos conclusiones podemos deducir que la biblioteca es total y que en ella habitan múltiples combinaciones de los veinticinco símbolos ortográficos en todos los idiomas entonces si la biblioteca de babel contenía todos los libros la reacción de estos primero bibliotecarios fue de suma felicidad puesto que pensaban que tenían en su poder un gran tesoro de la humanidad el universo quedaba justificado. También nos habla de las vindicaciones que son libro proféticos para los actos de cada hombre y del universo con la relación a su porvenir entonces la codicia apareció y muchos de estos hombres dejaron su Galería correspondiente y siguieron escalando en busca del libro que les rebelara su vindicación ocurrieron miles de desgracias, se estrangulaban arrojaban libros al fondo de los túneles y en el peor de los casos enloquecían. Borges afirma que las vindicaciones existen pero que la posibilidad que un hombre encuentre la suya es nula. Apareció entonces otra interrogante una que se refería a los misterios básicos de la humanidad : el origen de la gran biblioteca y del tiempo , para desenterrar este misterio primero debemos entender que si este lenguaje no basto la biblioteca produjo entonces otro idioma hace mucho tiempo que los hombres  buscan palabras infames la realidad es que no hay nada que descubrir ah esta desesperanza le siguió una depresión excesiva ; no podían tolerar idea de que aquellos libros fueran inaccesibles un grupo propuso que todos los hombres circularan entre letras y símbolos hasta construir libros canónicos estos grupos han desaparecido otros por el contrario creyeron que lo más importante era eliminar los libros que no sirvieran para nada, condenaron millones de libros, libros que se perdieron para la posteridad pues cada ejemplar es único e irreemplazable aunque difieran en una letra o en una coma. Nos habla también del hombre del libro en algún anaquel debía existir un libro que estuviera por encima de todos los libros, una especie de modelo o bien como Borges dice algo análogo a un Dios  para localizarlo se tomaron diferentes caminos alguien propuso el siguiente método:

Para localizar el libro A primero había que localizar el libro B que indicaría el sitio de A y para localizar el libro B había que consultar el libro C y así sucesivamente hasta el infinito, esta búsqueda podría durar lo que dura la humanidad sin embargo Borges tiene la esperanza de que algún hombre lo haya examinado y leído.

Podemos terminar diciendo que un numero de lenguajes usa el mismo vocabulario que perdura y aunque todo ya este escrito no podemos descifrar el significado de todo con absoluta certeza Borges  piensa que la humanidad está por extinguirse pero que sin embrago la Biblioteca o universo perdurara incorruptible, inmóvil llena de volúmenes preciosos y secreta quienes piensen que el universo es limitado están dentro de una afirmación absurda. Borges insinúa que la biblioteca tanto como el universo es ilimitable y periódica con un mismo desorden que en su constante nos otorgaría el tan buscado orden.

La biblioteca de babel

Por: Fernanda Tiburcio bretón

 

La biblioteca de babel es un libro escrito por José Luis Borges que significa universo de libros.

 

El relato nos habla acerca de un universo compuesto de libros  en la cual sus libros están  ordenados. Parece ser infinita a la vista del ser humano común  pero también tiene un limite de 410 páginas por libro, 40 renglones por página y 80 símbolos por renglón el número de posibilidades es vasto pero finito. La biblioteca de babel también es un complejo compuesto por números indefinidos de galerías hexagonales e idénticas  en donde hay grandes ventilaciones en el medio, cercados por pequeñas barras.

 

La distribución se reduce a 5 anaqueles en cada muro que cubren cuatro de los seis lados. La altura apenas es la de una biblioteca normal. Dos de las caras de la biblioteca dan a un angosto zaguán que va a otras galerías. A los lados del zaguán. Hay dos gabinetes; en uno de ellos alguien puede dormir parado y usar el restante para satisfacer las necesidades. Más allá hay una escalera espiral que se abisma hacia lo remoto.

 

En cada anaquel hay  32 libros con el mismo formato; por cada libro que se encuentra, se puede contar que la suma de sus páginas llega a cuatrocientas diez. Cada página tiene cuarenta reglones. Cada renglón, ochenta letras de color negro. También hay letras en la parte de atrás de los libros existe también la forma que en la parte de atrás vengan indicados el contenido de las paginas esto se debe a dos maneras diferentes de fundamentos.

 

También La Biblioteca de Babel pertenece a la obra “Ficciones”, escrita en 1944 y en la que también se encuentra su relato “El Jardín de los Senderos que se bifurcan, tal vez el más conocido de los relatos de Borges Se sabe que Borges estimaba las ideas filosóficas y religiosas sino por su valor estético lo que causa un asombro que obligaba a indagar con prudente sigilo La Biblioteca de Babel me parece un buen comienzo para la indagación pues en ella encontramos descripciones de exquisito valor literario Hermosas descripciones; apoteósicas, realmente Por el detalle engañosamente realista (una de las fases surrealistas en su pretendido detallismo de lo real) Por la soberanía de un estilo que se autorreproduce en una serie de olas cada una, obligatoriamente, trayendo la otra en constante exigencia de euritmia formal y emocional Por el lenguaje, por la majestad de su desarrollo sintético ¡por tantas cosas! Sin embargo, ese virtuosismo descriptivo es también una cripta que guarda una de las varias ideas estéticas que Borges tiene del infinito Tratar de decodificarla es un desafío de irresistible atracción para cualquier lector que gusta de ingresar en el mundo infinito de las ideas infinitas Hay en la Biblioteca de Babel una coexistencia intuitiva de infinitud-finitud lo que es congruente con la idea formal de infinitud que nos ofrece el número de puntos existentes en un segmento de recta A pesar de que el segmento de recta es limitado el número de puntos ideales que la conforman sería infinito como sería infinito el pretendido número de pisos que existen en los hexágonos de las galerías de la Biblioteca Pero el lector tal vez descubra que esta concepción de la unidad infinito-finito sería ideal puesto que tomaría en cuenta a cada piso como un punto ideal idéntico a sí mismo en todo momento Más aún, los concebiría como puntos inmateriales estáticos a la manera de los prototipos de Platón Puntos sin cambios cualitativos, cambios que en la vida real al ser los generadores de continuas transformaciones son también los que otorgan a lo finito material la condición dialéctica de infinitud.

 

 

Borges


Por: Kevin Carmona Prado

Borges dice que las biblioteca de babel podrá encontrarse en los libros un gran universo da a entender que el universo son los libros y cada libro viene siendo un gran universo de información y hay un libro que es el supremo de todos los libros  que se encuentra en la biblioteca de babel y solo una persona lo ha encontrado que fue Dios. Y hay personas que han tratado de encontrar el libro supremo pero cada vez que lo encuentra se hace más difícil porque encuentra el libro y lo llevan a otro. Dice que en cada anaquel hay 5 hexagonales  y que están clasificados para poderlos encontrar más rápido. Y que algún día los seres humano nos vamos a destruir mutuamente por las guerras que nosotros ocasionamos y que algún día lo único que podrá sobrevivir será la biblioteca y será lo único que podrá perdurar ¿por qué lo dirá? porque son los libros harán recordar a los seres humanos como fueron las cosas que hicieron desde el inicio del mundo hasta el final de mundo. Se dice que también la biblioteca de babel se podría encontrar por el internet que es un sinfín de información y de libros que puedes encontrar.

En la biblioteca de babel se presenta al universo como la obra de Dios y con algunos diversos pisos un gran numero interminable. Babel significa en hebreo babilonia, esta ciudad se hizo célebre por la famosa Torre de babel. Según las sagradas  escrituras, esta construcción había sido levantada por los descendientes de Noé a orillas del Éufrates con el fin de escalar el cielo. Este atrevimiento habría sido castigado por  Dios mediante la confusión de lenguas. Y podrás encontrar que en el texto hay una gran diversidad de lenguajes y los diversos e innumerables idiomas y los existentes símbolos ortográficos que hay fuera del alcance del ser humano. La biblioteca de babel de  Borges es una descripción de una visión profunda del universo (es decir, la biblioteca) y del posición del ser humano. La Biblioteca existe aba aeterno, de esa verdad cuyo inmediatamente es la eternidad futura del mundo, mediante la razonable puede dudar. El hombre, la imperfecta biblioteca.

El número de símbolos ortográficos es veinticinco. Esa comprobación permitió, hace trescientos años, formular una teoría general de la Biblioteca y resolver satisfactoriamente el problema que ninguna conjetura había descifrado: la naturaleza informe y caótica de casi todos los libros. Uno, que mi padre vio en un hexágono del circuito quince noventa y cuatro, constaba de las letras MCV perversamente repetidas desde el renglón primero hasta el último. Otro (muy consultado en esta zona) es un mero laberinto de letras, pero la página penúltima dice Oh tiempo tus pirámides. Ya se sabe por una línea razonable o una recta noticia hay leguas de insensatas cacofonías, de fárragos verbales y de incoherencias. Cuyos bibliotecarios repudian la supersticiosa y vana costumbre de buscar sentido en los libros y la equiparan a la de buscarlo en los sueños o en las líneas caóticas de la mano Admiten que los inventores de la escritura imitaron los veinticinco símbolos naturales, pero sostienen que esa aplicación es casual y que los libros nada significan en sí. Ese dictamen, ya veremos no es del todo. Durante mucho tiempo se creyó que esos libros impenetrables correspondían a lenguas pretéritas o remotas. Es verdad que los hombres más antiguos, los primeros bibliotecarios, usaban un lenguaje muy diferente al que nosotros actual mete hablamos. Y que noventa pisos más arriba, es incomprensible. Todo eso, lo repito, es verdad, pero cuatrocientas diez páginas de inalterables M C V no pueden corresponder a ningún idioma, por dialectal o rudimentario que sea. Algunos insinuaron que cada letra podía influir en la subsiguiente y que el valor de MCV en la tercera línea de la página 71 no era el que puede tener la misma serie en otra posición de otra página, pero esa vaga tesis no prosperó. Otros pensaron en criptografías; universalmente esa conjetura ha sido aceptada, aunque no en el sentido en que la formularon sus inventores. No había problema personal o mundial cuya elocuente solución no existiera: en algún hexágono. El universo estaba justificado, el universo bruscamente usurpó las dimensiones ilimitadas de la esperanza. En aquel tiempo se habló mucho de los libros de apología y de profecía, que para siempre vindicaban los actos de cada hombre del universo y guardaban libros prodigiosos para su porvenir. Miles de codiciosos abandonaron el dulce hexágono natal y se lanzaron escaleras arriba, urgidos por el vano propósito de encontrar su Vindicación. Esos peregrinos disputaban en los corredores estrechos, proferían oscuras maldiciones, se estrangulaban en las escaleras divinas, arrojaban los libros engañosos al fondo de los túneles, morían despeñados por los hombres de regiones de otra época.